Y la Navidad se fue…

El blanco y los grises constituían el paisaje, ningún tejado rojo asomaba en el horizonte. No, la nieve lo había cubierto todo. La calle, una autentica pista de patinaje donde había que hacer malabares para llegar al destino para acabar sin algún moratón. El frío, el propio del invierno; nada que no se pueda solucionar con un gorro, guantes, bufanda y un buen abrigo. Si no, allí crepitaba la lumbre presidiendo la cocina, reflejando tonos rojizos en la oscuridad de la cocina; y la mesita pequeña debajo del escaño yacía esperando que cualquier habitante se dignase a hacer uso de ella. Lo demás era cotidiano, el frío y la pronta llegada de la oscuridad que obligaban a quedarse en casa. Todos reunidos, cuántos serían ¿10, 20, 30? Nadie lo sabía, lo único que importaban es que seguían fieles allí. Cada Navidad.

Y como todos los años, después de poner el Belén, encendieron las luces de Navidad.

FELIZ AÑO A TODOS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Y la Navidad se fue…

  1. Closto dijo:

    Un invierno poco invernal en Bilbao este año. That’s weird…

  2. Anita dijo:

    Es verdad que ha sido un invierno poco invernal. Menos mal que la cosa se ha compuesto un poco y volvemos a ¿la normalidad?
    Musus!!!

  3. Closto dijo:

    -¿¡Cóm están ustedeeeeeeeees!?
    -¡¡¡”””BIEEEEEEEN”!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s